el
río de
hoy

kisspng-computer-icons-portable-network-graphics-vector-gr-sound-icon-5d04c9207b2bc9.14637

EL RÍO DE HOY

El río Tajo, atraviesa el término municipal de Santa Cruz de la Zarza por dos  zonas bien diferenciadas en las que el margen izquierdo del rio coincide con el límite del término municipal, son: hacia el oeste, el paraje de Villaverde y hacia el este, el paraje de Montrueque, entre ambos esta Villamanrique de Tajo al otro lado del río, que pertenece a la provincia de Madrid.

Villaverde

Para llegar a esta zona del río, debemos coger la carretera de Villamanrique de Tajo, desviándonos a la izquierda a la altura del km 3,800 por el camino de Villarrubia de Santiago. Después de 1 km y medio por este camino, nos desviamos a la derecha por el camino del Rojo y tras unos 6 km, llegaremos a la ribera del río.

El paraje del Rojo es sin duda el más conocido por la mayor parte de los Santaruceros, este camino nos permite llegar a la zona de la playa. Cerca del Rojo están los parajes de Villaverde, la Ermita o la Barraca.

Montrueque

A esta zona del río se llega por el camino de la Cañada Real Soriana Oriental, tras 3 km, cogemos un camino a nuestra izquierda, es el llamado camino del Molino de Buenamesón y que en 8 km más nos llevara a la ribera del río.

Entre ambas zonas están entre otras, los baños del Guijarral, éstos, pertenecientes a la provincia de Madrid, en concreto al término municipal de Villamanrrique de Tajo, fue una zona de baños muy frecuentada por los Santacruceros hace muchos años.

La situación actual del río por nuestro termino, afortunadamente no se ve muy afectada por la contaminación, como si sucede en el curso medio del Tajo a su llegada a Aranjuez, Toledo o Talavera.

Aquí, en nuestro termino, podemos observar como el cauce ha disminuido considerablemente respecto a tiempos anteriores, debido fundamentalmente al trasvase Tajo-Segura, así como a la sobre explotación agrícola y a la extracción de pozos, aguas de riego y derechos de usos de la zona, una comercialización del agua del río, que le merman considerablemente su agua.

Los parajes mencionados, ya no son usados por los Santacruceros. No se baja al río como se bajaba, no se disfruta de su ribera, de su flora, de su fauna, de sus aguas, es como si viviésemos de espaldas a él.

Por eso desde aquí, hacemos un llamamiento a las instituciones locales y regionales para RECUPERAR el río para los Santacruceros, recuperar sus parajes, recuperar su existencia, recuperar sus accesos, volver a vivir en el río, volver a bajar al río, volver a tener una RUTA VERDE AL RÍO.

Y demandar un mayor cuidado de sus riberas, de sus accesos de las posibilidades de su uso y disfrute, exigir un mayor acondicionamiento de estas zonas y que la sobre explotación de sus aguas se paralice, no se derroche su caudal, no se trasvase más aguas y el río vuelva a ser lo que era, con su fauna autóctona, su flora de ribera, SU VIDA.